Depresión Y Ansiedad En El Ámbito Laboral

La depresión y la ansiedad son trastornos mentales que pueden afectar a cualquier persona, sin excluir a los colaboradores de una empresa. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que estos trastornos cuestan a la economía mundial alrededor de US $1 billón anual en pérdida de productividad. Dicho esto, es importante conocer las posibles señales que se pueden identificar en una persona sufriendo de esto.

¿Qué Dice El Instituto Nacional Del Estado Mental?

la depresión afecta a cada persona de manera diferente y los síntomas son muy variables en cada caso. A pesar de esto, señalan que existen algunas señales de alerta para identificar un posible caso de depresión, las cuales son sentimientos de “vacío”, pesimismo, culpabilidad, pérdida de interés en pasatiempos, fatiga, dificultad para dormir, entre otros más.

Por otro lado, la Mayo Clinic señala que la ansiedad se puede identificar con algunos síntomas comunes como el nerviosismo, la sensación de peligro, aumento del ritmo cardíaco, temblores, hiperventilación, entre otros. Al igual que la depresión, este trastorno no afecta a las personas por igual, sino que existen diversos tipos de trastornos de ansiedad que son importantes de identificar.

¿Cómo afecta a los trabajadores? 

La depresión y ansiedad se traducen principalmente en absentismo y en una baja productividad. Es necesario que las empresas le aseguren un bienestar a su colaboradores y para esto deben adoptar algunas pautas. Según la OMS, para proteger la salud del colaborador se deben aplicar políticas de seguridad, mantener informado al empleado que puede pedir ayuda, generar programas de participación en la toma de decisiones, recompensar su labor y facilitar recursos. Por último, se considera sumamente importante conocer las necesidades del colaborador para así adoptar las pautas mencionadas anteriormente.